El ejemplar número 50 de La Kursala y el maldito lenguaje inclusivo

Me gustaría remitir a los editores del cuaderno número 50 de La Kursala a este artículo de la Real Academia Española sobre el famoso lenguaje no sexista (la negrita es mía):

Los ciudadanos y las ciudadanas, los niños y las niñas

Este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. En los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos: Todos los ciudadanos mayores de edad tienen derecho a voto.

La mención explícita del femenino solo se justifica cuando la oposición de sexos es relevante en el contexto: El desarrollo evolutivo es similar en los niños y las niñas de esa edad. La actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina va contra el principio de economía del lenguaje y se funda en razones extralingüísticas. Por tanto, deben evitarse estas repeticiones, que generan dificultades sintácticas y de concordancia, y complican innecesariamente la redacción y lectura de los textos.

El uso genérico del masculino se basa en su condición de término no marcado en la oposición masculino/femenino. Por ello, es incorrecto emplear el femenino para aludir conjuntamente a ambos sexos, con independencia del número de individuos de cada sexo que formen parte del conjunto. Así, los alumnos es la única forma correcta de referirse a un grupo mixto, aunque el número de alumnas sea superior al de alumnos varones.

 Si habéis leído mi blog sabréis que soy feminista (para los de la LOGSE «igualdad de derechos entre hombres y mujeres»), pero hay algo por lo que no paso, y es el maldito desdoblamiento femenino/masculino que está tan de moda/o hoy en día/o. Lo siento mucho pero mi trayectoria como traductora conocedora del lenguaje y sus normas y amante de lo sencillo, rápido y bonito me impiden aceptar este horrible artificio que más que nada molesta a la lectura (tal y como se indica en el segundo párrafo del citado artículo de la RAE).
Por ello, tal fue mi horror cuando ayer por la noche leía la introducción del cuaderno número 50 de La Kursala, adjunto la última página:
IMG_0737.jpg
Llegado este momento, tenía los ojos tan en blanco que no podía hacer ni lectura transversal.
En cualquier caso, admito que soy bastante quisquillosa con este tema (grammar nazi me llaman) y, por otro lado, estoy segura de que Jesús Micó escribió este texto con la mejor de las intenciones. La culpa es de los padres, que diga, de los políticos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s