Verano sí, pero con protección

Niñas y niños, que este verano no se os olvide echar condones en las maletas. Sobre todo me dirijo a las niñas, y no tan niñas, porque parece que el tema del preservativo es cosa de hombres y, lo que es mejor, cuando estos se olvidan de llevarlos nos hacemos las sorprendidas. Así que amiga, ¡no te quedes sin tu casquete veraniego! !Echa un profiláctico en la maleta y ten un verano galáctico!

 

 

IMG_1071

 

Anuncios

No viajes

IMG_8649

No viajes. Sobre todo si eres de esas personas que regalan una parte de su corazón a los que llaman amigos. Te irás y esa parte de ti quedará vacía. Corres el terrible riesgo de que tu corazón se seque. Que te de igual todo, que nunca hagas verdaderas amistadas porque para qué. Terminarás odiando los aeropuertos. Aeropuertos como sinónimo de despedida. Aeropuertos como sinónimo de llanto. Como sinónimo de quedarse plantado mientras ves a la persona que quieres pasar por el control de Policía y desaparecer. O como sinónimo de hacer la fatídica cola con la cara desencajada mientras que sientes la mirada de la otra persona clavada en la nuca. Volverse, un último adiós. Hasta dentro de unos meses, un año, o quién sabe. Aeropuerto como sinónimo de mal augurio. De distancia, de rupturas. De adiós y sabe quién cuándo nos volveremos a ver.

IMG_8636

Viajar y vivir en otros países está sobrevalorado. Cierto; harás amigos, conocerás culturas, tendrás nuevas experiencias y, probablemente, crecerás como persona. Pero recuerda que todo acaba, que volverás y aquellas experiencias se quedarán en recuerdos lejanos, y los amigos… Ay, los amigos. Uno en Japón, otro en Rusia, otro en China y, con suerte, el resto en Francia o Irlanda.

IMG_8771

 

No viajes. Quédate en tu pueblo. Con tus amigos de toda la vida que también se han quedado y que no te van a abandonar. Enamórate de tu vecino. Conoce tu ciudad a fondo, sus esquinas y leyendas. Y si viajas no te quedes mucho tiempo, conoce, experimenta, come, lee, habla, haz el amor. Pero vuelve a la dulce cotidianidad de lo conocido. Aprende a amar el lugar en donde vives.

IMG_8761

Esta historia no tiene un final feliz. Es la cruda realidad y alguien tenía que decirlo.

IMG_8815

Este texto lo escribí un día en el que todo lo veía gris. Hoy me parece demasiado amargo pero aun así he querido publicarlo y dedicarle unas fotografías porque, en parte, son palabras honestas—sigo pensando igual; vivir en el extranjero no es tan fácil por enriquecedor que sea—y, por otra parte, porque me exaspera esta moda del bloguero viajero. No todo el mundo quiere dejar su trabajo y vivir cada mes en un país. Si es tu sueño, adelante, pero si lo que quieres es todo lo contrario recuerda que es igualmente lícito. Nadie escribe sobre quedarse en casa y creo que somos muchos los que elegimos esta opción y lo hacemos a mucha honra.

¡Chin, chin!

El pasado diciembre tuve la oportunidad de realizar una sesión de fotos—mi primera—con unas chicas con mucho talento. La principal promotora del evento fue Lola Huertas; una estilista profesional como la copa de un pino. También colaboró Appletree-shop y las hermosas modelos Andrea, Malú, Julia, Laura y Susana. La ambientación fue la Navidad, las fiestas, cenas, eventos y demás parafernalia que envuelve esas fechas.

Os dejo una muestra de lo que hicimos:

 

Hace poco hemos vuelto a repetir; esta vez para preparar una sesión de fotos de novias para la feria Belmoda. Lola tendrá un stand en el que estará maquillando y peinando a algunas novias el domingo y donde se podrán ver algunas de mis fotos de la sesión. Me hace muchísima ilusión y estoy bastante contenta con el resultado aunque a la vez he vivido en mis propias carnes el gran trabajo (muchas horas de Lightroom por no hablar del día entero haciendo fotos) que hay detrás de un un trabajo de fotografía, sin duda esta es una profesión que requiere mucho esfuerzo pero que me tiene enganchada.